Niofar o  “Todos juntos” es el lema de Senegal. Un país con lema tan sencillo y a la vez, tan profundo, tiene mucho que enseñarnos.

Mi nombre es Pablo Penadés, valenciano recién aterrizado en la treintena y con recorrido en el mundo del emprendimiento. Mi historia con Kassumay comenzó a finales de 2013, cuando tuve la fortuna de conocer a Leticia en las instalaciones de la Universitat Politècnica de València, donde yo trabajaba. Nuestros caminos se encontraron a raíz de una colaboración en la que, en cuestión de semanas, se iba a convertir en  algo más que eso. Kassumay se convirtió en una motivación.

Los porqués mueven a las personas y yo encontré un gran porqué en Kassumay. Comencé involucrado en la creación de la nueva web, lo que me permitió empaparme de cada uno de los pilares que sustentan una organización así. Y así, poco a poco, me fui adentrando en los proyectos que lleva a cabo Kassumay, tanto de acción social en Valencia como de cooperación allí, en Senegal.

Acción Social en Valencia

A las pocas semanas de estar en contacto con la ONG, Leticia me invitó a pasarme por la sede de Kassumay de Valencia. Allí conocí de primera mano todo el trabajo realizado en los talleres de costura que la organización ha dispuesto tanto en Valencia como en Dakar. Desde vestidos a faldas, bolsos, forros para lámparas,… enriquecido con todo tipo de detalles pero empapado de una sencillez asombrosa, la sencillez de Senegal.

Es impresionante contemplar el trabajo realizado por verdaderas artistas del color, enlazando tejidos tradicionales estampados con las figuras más originales y creativas que puedes imaginarte. Todo este trabajo lo puedes tener ahora a través de Kassumay Fusion. A través de esta plataforma, ahora puedes ser parte de la originalidad y juventud de Senegal comprando moda, comprando vida, haciendo reales oportunidades a personas valiosas en ese valiente país.

En agosto de 2014 tuve la suerte de ver en primera persona como las mujeres de Senegal visten y confeccionan estas fantásticas piezas. El equilibrio Valencia-Senegal es natural y responsable, pues Kassumay permite a mujeres costureras trabajar en condiciones, ofreciendo materiales y maquinaria de confección, corte y costura. Y todo, de un modo independiente que nutre la creatividad, que tanta tienen en este país.

Trabajo en equipo y la playa de Tripano, Mbour

Mi principal misión en mi viaje a Senegal fue dar todo mi apoyo y soporte en el proyecto erradicación de la malaria que lleva adelante Kassumay junto a la asociación Mbour Plage La Belle. Junto a esta asociación, liderada por Pierre y Chiekh, me uno en Agosto de 2014 para pasar uno de los meses más espectaculares de mi vida. Una vez más, Niofar es el lema guía en esto: el trabajo en equipo, todos juntos.

Pierre y Chiekh se muestran contentos con mi llegada. Tienen esperanzas de poder trabajar juntos bien y avanzar con el proyecto. Son gente responsable y trabajadora, algo desorganizada y con procedimientos muy simples. Se toman muy en serio la organización y se envalentonan cuando hay que hablar de las autoridades y de que “tienen que conseguir que pongan medios para subsanar el problema de limpieza”. Mi sensación nada más llegar a la playa fue muy intensa. Justo antes de llegar ya percibí un olor fuerte que se me calaba por las fosas nasales. En cuanto sobrepasé la colina que resguarda el camino, la imagen fue desoladora. Aquello era un auténtico basurero, era muerte.

2-700x525

 

Nuestro reto aquel mes fue diseñar un proceso de optimización de la recogida de desperdicios en la playa, para tratar de minimizar la proliferación de suciedad que favorece la proliferación de mosquitos. Para ello, Kassumay, en su línea de cooperación internacional, ha provisto a la asociación de Pierre y Chieckh, herramientas y utensilios, carros y…¡hasta animales de tiro! Un estupendo y nutrido burro hace las veces de maquinaría tractora para poder arrastrar el enorme carro, lleno de desperdicios, hasta el punto de recogida de las autoridades de limpieza locales.

3-720x489

 

Las tareas con Bonico, el burro, y todas las de limpieza, han sido posible con la ayuda de numerosos voluntarios que han visitado Senegal de la mano de Kassumay a lo largo de este tiempo. Además, y aliados con la asociación local de “Vivre Ensemble” que gestionan un orfanato (La Pouppouniere) en la ciudad de Mbour, los voluntarios españoles consiguen seducir a los chicos de la Poup para colaborar en tareas de limpieza y ser conscientes de lo que significa tener una playa en condiciones.

Las personas son el mayor bien con el que cuentan las organizaciones. Son su recursos más potentes. Pierre y Chiekh realizan una labor muy potente y consiguen movilizar a quien toque, a la par que desinteresada en la playa. Su asociación se la toman muy enserio, pero más la vida que Senegal les da. Kassumay sabe de esta realidad y no duda en atender a esta llamada de apoyo y ayuda, que año tras año resulta vital para que puedan seguir con las tareas.

Kassumay, la paz sea contigo.

Un país que sueña bajo el lema de “todos juntos” vive en paz. Todo se comparte, todo se vive en unión y en armonía, en paz. Kassumay es un fiel reflejo de todo ello, unida y cohesionada a caballo entre los dos países luchando por una misma realidad, cada día más posible. Kassumay o “La paz sea contigo” no es sino el sincero deseo de querer un mundo con más amor, con más cariño hacia lo que el ser humano representa, libre y autónomo, respetuoso y consciente de su realidad, justo y sincero.


  • Published: 2 años ago on 7 abril, 2016
  • By:
  • Last Modified: abril 7, 2016 @ 10:13 am
  • Filed Under: Sin categoría