El barrio de Mbour Maures tiene una población de alrededor de 10.000 habitantes. De media, una familia senegalesa suele tener de cuatro a seis hijos. La matrícula de la escuela tiene un coste de 30 euros.

Sin embargo, la mayoría de ocasiones los padres no pueden hacer frente a este gasto, lo que provoca que los niños no tengan la oportunidad de ir al colegio. Por consiguiente, aumenta todavía más la tasa de analfabetismo senegalesa.

A través de los apadrinamientos, en Kassumay impulsamos la escolarización de los niños del barrio de Mbour Maures. Con este apoyo económico los más pequeños pueden ir al colegio, aprender a leer y escribir, y tener una oportunidad de futuro.

Desde 2015, año en el que comenzó el sistema de apadrinamiento, nuestros donantes ya han ayudado a más de 380 niños, y la cifra aumenta cada vez más. Si quieres ayudarnos haz clic aquí

El abandono escolar y el analfabetismo en Senegal

El abandono escolar y el analfabetismo son dos de los grandes problemas sociales que enfrenta Senegal. Solo alrededor de la mitad de la población sabe leer y escribir. Las cifras empeoran si nos fijamos en la tasa femenina, donde hay una gran diferencia entre hombres (64,81%) y mujeres (39.8%)*.

*UNESCO 2017

La escuela Kassumay

Este centro educativo en Mbour Maures fue construido por la ONGD en 2012. Cada año conseguimos mejorar el recinto y aumentar su capacidad para que más niños puedan aprender. A su vez, formamos a las mujeres del barrio que trabajan como profesoras de la escuela. Reducimos las cifras de analfabetismo y combatimos la desigualdad de género.

Lugar de nutrición e higiene

El colegio infantil Kassumay es también el lugar donde se lleva a cabo la campaña de nutrición e higiene. Como cada curso escolar, los niños reciben el alimento necesario para asegurar su crecimiento. Contamos además con la colaboración de expertos en Nutrición que revisan el peso de los pequeños.