Nuestra labor en Senegal es necesaria debido a la situación socioeconómica y demográfica que vive el país africano. En este post, te explicamos en qué posición se encuentra Senegal respecto al resto del mundo, cómo es la calidad de vida de sus habitantes y por qué el apoyo a organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan en la zona es tan importante.

Datos demográficos

senegal-calidad-vida-poblacion

La calidad de vida en Senegal sigue siendo muy baja.

Senegal tiene una población de 16.296.364 habitantes. Su densidad demográfica se considera moderada, aunque como el resto de países del continente africano, tiene una tendencia a lo alto. Actualmente, se posiciona en el puesto 71 de la tabla poblacional según Expansión. En consecuencia, la media de edad de los senegaleses es muy joven, entorno a los 19 años (2019) y su esperanza de vida se sitúa en los 67,67 años.

Menos de la mitad de sus habitantes son urbanos (46,7%), es decir, se asientan en las ciudades, siendo más habitual vivir en poblaciones pequeñas. La capital Dakar es la urbe donde más población reside, alrededor de 2.732.000 habitantes, seguida de Thiès, Mbour y Saint Louis.

Aunque el sector primario (15,7%) y la industria (23,9%) siguen siendo un aporte importante a la economía senegalesa, cada vez más el país se especializa en el sector servicios (60,4%). Malí, Suiza e India son los principales clientes que tiene Senegal en cuestión de exportaciones como combustibles, piedras o pescado.

Calidad de vida

La calidad de vida de los senegaleses es muy desfavorable. El PIB per cápita que, en 2019, se situaba en los 1.292 euros, muestra que los habitantes de este país sufren un bajo nivel de vida en comparación al resto del ranking. Senegal se posiciona en el puesto 157, prácticamente al final de la lista.

Otro dato que reafirma esta situación es el Índice de Desarrollo Humano de 2019, un informe que realiza las Naciones Unidas para cuantificar el desarrollo de un país a través de los ingresos nacionales, pero también la salud y la educación de su población. Como sucedía con el PIB per cápita, Senegal se encuentra otra vez al final de la tabla con el puesto 168, empeorando su posición conforme a las cifras de 2018 y bajando un lugar.

Su bajo puesto en el ranking se debe a tres factores: la esperanza de vida, la renta per cápita y la tasa de mortalidad. La pirámide poblacional muestra que Senegal continúa siendo un país en vías de desarrollo. Como hemos explicado anteriormente, su población es muy joven y tiene un porcentaje de niños muy alto (42,84%), provocando que la base de la pirámide sea bastante ancha. Sin embargo, la baja esperanza de vida y la tasa de mortalidad (5,72‰) tienen como consecuencia que la escala se vaya estrechando.

Brecha de género

Las mujeres representan el 52,2% de la población, por encima del porcentaje masculino (49,8%). Las creencias culturales continúan relegándolas a un segundo plano donde resulta complicado que obtengan una educación digna y salgan de sus hogares para mejorar su situación económica.

El Índice de la Brecha de Género, desarrollado por el Foro Económico Mundial, estudia las desigualdades entre hombres y mujeres en todos los países del mundo. El informe de 2020 detalla que Senegal se encuentra en el puesto 99 de los 153 países que forman parte del ranking. Con una puntuación de 0,68, Senegal desciende cinco posiciones con respecto a 2018.

Si nos fijamos en el aspecto educacional que mencionábamos antes las cifras empeoran. El país africano ocupa el puesto 135 por detrás de otros estados del continente como Kenya, Tanzania, Malawi o Uganda.

En lo sanitario, las diferencias de género son también muy notables. La falta de infraestructuras y acceso a centros médicos consecuencia que la muerte en el parto sea una de las principales causas de mortalidad en el país.

Covid

La situación senegalesa respecto al Covid es mucho más positiva que en Europa. Sin embargo, la ausencia de medios y recursos sanitarios pondría en un riesgo considerable la salud de sus habitantes de darse nuevos brotes de la enfermedad. Actualmente, el país registra 39.024 personas contagiadas, una cifra que, a pesar de no ser muy preocupante, va en aumento.