En el marco de nuestra acción en Senegal, hoy os acercamos uno de nuestros proyectos en Mbour Maures: se trata del dispensario médico construido en las inmediaciones del orfanato Vibre Ensamble de la localidad que acoge a 200 niños de edades comprendidas entre recién nacidos hasta los 5 años.

El centro se abrió al público en 2011 y, desde entonces, ha atendido a más de 24.000 personas, especialmente niños y habitantes de poblados rurales de 15 kilómetros a la redonda que no cuentan con recursos económicos ni de transporte para acudir a un centro especializado. Este dispensario cuenta con un laboratorio, tres salas de cura, dos consultas, una sala de espera y un almacén.

Con la puesta en marcha de este centro, desde Kassumay buscábamos ofrecer un servicio tan necesario como es la atención médica, que permite mejorar la salud y la calidad de vida de las personas que viven en esta zona. En el dispensario médico tratamos afecciones comunes como la sarna pero también disponemos de medios suficientes para diagnosticar y aplicar tratamiento a enfermedades como la malaria o la neumonía.
Las familias senegalesas tienen un promedio de 6 o 7 hijos de los cuales solo 2 o 3 podrán ser escolarizados y alimentados correctamente. Por ello, la mala nutrición de los niños es generalizada, lo que favorece la aparición de este tipo de enfermedades.

El dispensario médico está situado en Mbour Maures, un barrio situado en el pueblo de pescadores Mbour, a unos 70 km de Dakar, que cuenta con una población de 300.000 habitantes dividida en 27 barrios, cada uno de ellos con el nombre de la etnia que los ocupa.


  • Published: 3 semanas ago on 6 noviembre, 2020
  • By:
  • Last Modified: noviembre 6, 2020 @ 5:07 pm
  • Filed Under: Noticias